Scroll to top

El reciclado del papel

Como comentamos en anteriores posts, el papel es un elemento que ha acompañado el desarrollo de las sociedades desde la Antigüedad. Ha demostrado una enorme versatilidad y capacidad para dar respuesta a los retos de información y comunicación en nuestra sociedad. Sin embargo, su consumo ha crecido mucho a lo largo de estos años para la producción de papel higiénico, embalajes, juguetes,… Esto genera problemas ambientales que podemos reducir si apostamos por el reciclado del papel.

Lo más destacado del papel y del cartón es su capacidad de reciclado. Te contamos una curiosidad: Tras la industria papelera alemana, la española es la que más recicla: siete de cada ocho kilos que consumimos se recogen y reciclan tras su uso.

El paso más importante para contribuir en el reciclaje del papel es el primero: depositarlo en el contenedor azul. De esta forma, se recoge y traslada a la planta de reciclaje correspondiente. En ella, el papel se reduce de nuevo a una pasta con disolventes químicos y, seguidamente, se eliminará la tinta y otros productos que se hayan aplicado sobre él. Finalmente, se verterán distintos aditivos y/o minerales que le darán las propiedades buscadas al papel; blancura, porosidad, resistencia al agua, etc.

Cada vez que el papel es reciclado, sus fibras se reducen, por lo que pierde calidad. Aun así se puede repetir el proceso hasta 8 veces. Sus fibras adoptan la forma de diferentes objetos hasta que ya no pueden volver a reciclarse más veces y son valorizadas como residuos del proceso. El origen biológico de la celulosa presente en el papel y su capacidad para ser reutilizada hacen de ella un material importante en una economía basada en criterios de sostenibilidad.

El reciclado del papel

El papel, siempre presente en nuestro día a día

El papel reciclado se consigue bien por papel molido, que es el que se obtiene de trozos y recortes de papel provenientes de manufacturas de papel, de papel pre-consumo o bien de papel post-consumo, que se obtiene principalmente de revistas, periódicos y todo tipo de documentos que solemos tirar.

En la actualidad, prácticamente todos los papeles se pueden reciclar, a menos que tengan tratamientos como los acabados brillos, plastificados o encerados. Otros papeles como el de envolver regalos tampoco es apto, por su baja calidad, lo que no permitiría obtener nuevo papel.

En Blauverd Impressors sabemos el gran impacto medioambiental que supone el despilfarro del papel y estamos concienciados con las políticas de ahorro de papel. Por eso, desde hace años contamos con nuestra rotativa digital que nos permite imprimir solo lo que necesitamos. Algunas imprentas offset requieren grandes tiradas para que sean rentables y muchas veces esa gran cantidad de unidades son demasiadas. Gracias a nuestra rotativa digital podemos hacer tiradas medias y cortas e imprimir las unidades requeridas. De esta manera el ahorro en papel, tinta y luz es bastante grande y ayudamos a no desaprovechar recursos.

Todos los trabajadores de Blauverd estamos concienciados con la importancia del papel. En nuestras instalaciones tenemos puntos de reciclaje, para que todo papel que ya no se usa se pueda depositar ahí para su posterior tratamiento.

¡Ven a visitarnos! Te garantizamos un servicio único y adaptado a tu gusto, desde el diseño hasta la encuadernación.

#nosgustaimprimir

Related posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies